14 julio, 2011

recordar

con esa corta visión pudo ver su momento,
desde hace años, sabiendo que era un obrero
que necesita poco espacio, pero
mucho tiempo para crear.


Fue así que una enorme erección
en algún lugar del universo, permitio que
un orgasmo supermasivo fecundara su mente
en la constelación de Leo.


La pirotecnia lleno su mente y corazón,
supo que todo eso no estaba sujeto
a la impermanencia. Ideas tan poderosas,
imborrables, que fueron capaces de tatuar su alma
con la frase: aprender es recordar.

No había suficiente paroxetina en el mundo
que calmara eso, que lo hiciera ir mas despacio.
Recordar me hace mas fuerte -se dijo-
Supo que sus palabras eran inflamables y
que su verdad una nueva forma de violencia.